Desde el punto de vista etimológico, el término astenopía quiere decir «visión escasa», pero su significado no se refiere a la «disminución de la función visual», sino que se trata de un concepto muy amplio y de límites poco definidos. La astenopía engloba todos los trastornos y molestias que aparecen en relación con la visión de cerca, tales como malestar ocular, visión borrosa, sensación esporádica de diplopía, sensación de cansancio prematuro, incapacidad para mantener constantemente una imagen nítida a la distancia programada, cefaleas, dolor retroocular, etc.

La astenopía es una molestia muy frecuente entre los individuos que realizan su trabajo a corta distancia durante
un tiempo prolongado, por ejemplo, los usuarios de ordenadores. En algunas investigaciones se ha estimado que hasta el 40% de los operadores de ordenadores sufren diariamente síntomas de astenopía.

SÍNTOMAS Y SIGNOS DE LA ASTENOPÍA

* Sensación de pesadez en los ojos.
* Sensación de tensión ocular.
* Toma de conciencia de la existencia de los propios ojos.
* Enrojecimiento ocular.
* Escozor ocular.
* Aumento de la secreción de lágrimas. Epífora.
* Cefaleas.
* Disminución de la agudeza visual.
* Percepción borrosa de los objetos.
* Diplopía, generalmente esporádica.

Estos síntomas pueden deberse a factores diversos:
* Estado del aparato ocular.
* Factores personales.
* Factores inherentes al medio donde desarrolla el trabajo, tales como luminancia, color, ubicación, amplitud espacial individual, imposiciones posturales, etc.
* Factores ambientales, temperatura, humedad relativa, ventilación, etc.
* El objeto de la tarea se desarrolla en un plano vertical, lo que no era habitual en el trabajo de oficina.

ASTENOPÍA ACOMODATIVA

A) Hipermetropía. Los sujetos con hipermetropía leve (hasta 3 D) apenas sufren molestias durante las dos primeras décadas de la vida, excepto cuando precisan realizar un trabajo de cerca muy prolongado con una mala iluminación o padecen agotamiento físico o psíquico.

Las molestias astenópicas más frecuentes en las revisiones no específicamente oculares son los dolores de cabeza, preferentemente en la región frontal, incluyendo los globos oculares y anejos. Además de una exploración oftalmológica adecuada, es preciso evaluar las aptitudes psíquicas del sujeto y sus recursos para afrontar sus circunstancias personales y sociolaborales.

La intensidad de las molestias puede ser considerablemente mayor en cuanto a la amplitud e intensidad de la cefalea e incluso puede dar lugar a auténticas migrañas con náuseas y vómitos.

B) Miopía. Excepcionalmente, algunos miopes con correcciones ópticas inadecuadas, incorrectas o no actualizadas refieren una sensación de opresión ocular relacionada con el trabajo prolongado de cerca. En estos casos lo más probable es que se deba a una incoordinación de la convergencia con una acomodación inadecuada.

C) Astigmatismo. La incidencia del astigmatismo es muy variable según se considere su repercusión en el rendimiento visual.

Las molestias y dolores derivados del astigmatismo se deben al esfuerzo del sujeto por restablecer el eje o el ajuste entre ejes astigmáticos que le resulta más favorable, obligando a un esfuerzo prolongado, alternante y poco eficaz, del músculo ciliar.

D) Anisometropía. Cuando el poder refractivo de los dos ojos es diferente (anisometropía) puede aparecer una astenopía acomodativa con dolor sordo, que puede llegar a ser lancinante, en región frontal, ocular o cefálica. Es frecuente que el nivel funcional de cada ojo sea diferente e incluso que uno de los ojos sea dominante o amblíope.

E) Presbicia. Es imprescindible corregir ópticamente las insuficiencias acomodativas derivadas de la edad. Un aspecto de importancia crucial es la distancia a la que se realiza el trabajo, ya que puede no coincidir con la corrección para visión próxima. Esta situación se da con frecuencia en algunas profesiones como músicos, usuarios de ordenadores, pintores, etc.

ASTENOPÍA MUSCULAR

Heteroforia

La heteroforia con fusión normal se compensa aumentando el tono de ciertos músculos oculares, lo que puede inducir a desarrollar el cuadro de astenopía muscular. A veces se produce una heteroforia artificial cuando las gafas están mal colocadas o descentradas, dando lugar a un cuadro de fatigabilidad ocular. Estas molestias astenópicas pueden ir acompañadas de malestar y opresión ocular, cefaleas, somnolencia, malestar general e imposibilidad de concentración, pudiendo llegar a causar una depresión profunda.
Insuficiencia de la convergencia

Esta deficiencia, al igual que la heteroforia, produce molestias astenópicas, fundamentalmente diplopía. La disminución del poder de convergencia suele manifestarse en sujetos que tienen debilidad física o agotamiento neurogénico junto con una reducción del poder de fusión, a menudo acompañada de exoforia. Es preciso corregir en todos los casos los defectos de refracción, teniendo en cuenta la relación con la acomodación-convergencia, ya que una miopía no corregida adecuadamente puede ocasionar una convergencia defectuosa. Estos sujetos presentan con frecuencia problemas psicológicos con complejos de inferioridad y expresan ideas hipocondríacas